Colorados blindan a ministro

Diputados de la oposición plantearon un proyecto para exhortar al presidente Horacio Cartes a destituir al ministro del Interior Francisco De Vargas. Los colorados decidieron rechazarlo y aprobar un proyecto de declaración “de repudio” por el atentado.

 

Tras más de cinco horas de discusión sobre ideologías políticas y análisis sobre teorías de qué grupo político es el que ayuda o no a los terroristas, los diputados oficialistas rechazaron el proyecto planteado por los diputados de las demás bancadas, que querían la aprobación de un proyecto de declaración para exhortar al presidente de la República, Horacio Cartes, a destituir al ministro del Interior, Francisco de Vargas, por mal desempeño en sus funciones, atendiendo “el estrepitoso fracaso” en materia de seguridad, sobre todo en la lucha contra el EPP, explicó el diputado Víctor Ríos, del PLRA, que fue el encargado de presentar el proyecto.

Los colorados aprobaron sin embargo un proyecto de declaración que repudia el atentado ocurrido el sábado 27 en Arroyito, departamento de Concepción. En el documento expresan además las condolencias a los familiares e instan al Ejecutivo a redoblar esfuerzos en la lucha contra el EPP.

Desde antes del inicio de la sesión los colorados habían sentado postura firme de apoyo al presidente de la República, Horacio Cartes, y si bien no dijeron que apoyan a De Vargas o que están conformes –es más, varios colorados reconocieron durante la sesión que hay mucho que mejorar y por hacer- tampoco se manifestaron en contra del secretario de Estado, que es del PLRA.

El presidente de Diputados manifestó esta mañana que Francisco De Vargas “no tiene nada que ver” porque “no está en la cadena de mando” y que el responsable directo de la FTC es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, es decir el presidente Cartes.

Tras dos días de lo sucedido, los diputados sesionaron de manera extraordinaria. La sesión entera consistió en que una larga lista de legisladores, oficialistas y opositores traten de desmeritarse unos a los otros, mientras en varios lugares del país los familiares de los militares lloran a sus muertos.  Los colorados ensalzaron al gobierno, hablaron de obras públicas y privadas en el norte, acusaron –públicamente no ante la Fiscalía- a determinados sectores políticos de formar parte del EPP, pero no hablaron de si ya solicitaron informes para saber por qué los criminales lograron emboscar a los militares.

Los opositores pidieron que los colorados dejen la propaganda barata basada en un discurso totalitario, que se deje de reivindicar el stronismo y que se destituya a Francisco de Vargas, ya que le han dado recursos -económicos y legales- suficientes, pero los resultados no han sido los esperados. Dijeron que si por visitas o por fotos involucran a algunos políticos con los criminales del EPP, lo mismo se puede hacer para vincular al presidente de la República con narcotraficantes como Wilmar “Neneco” Acosta.

 Fuente: Diario ABC Color Digital.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *