Cartes pide informes a FF.MM.

Desde la Presidencia se solicitó informes a las Fuerzas Militares (FF.MM.) sobre irregularidades en la institución, que envuelven a su propio comandante el general Luis Garcete y a su esposa, Lucía Duarte. No se descartan cambios en filas castrenses.

 

La Presidencia solicitó datos de Lucía Duarte, esposa del comandante de las Fuerzas Militares, quien cobra salario como funcionaria de la milicia sin hacer trabajo alguno, dedicando su tiempo a su fundación, “Nuestra Señora de la Asunción” (FUNSA), para la cual incluso usa personal y recursos del Estado.

Otras irregularidades que un equipo periodístico de ABC Color logró confirmar es la presencia de todo “un pelotón” a disposición de la “primera dama militar” para realizar custodias e incluso trabajos domésticos. Además, uniformadas de las Fuerzas Armadas trabajan como secretarias de la fundación privada de Lucía Duarte, pagadas con recursos castrenses.

Los informes serán analizados y puestos a disposición del presidente Horacio Cartes, quien, en base a los datos, podría apartar del cargo al comandante de las Fuerzas Militares, Gral. Luis Garcete, en caso de comprobarse los hechos de irregularidad, informó el periodista de radio ABC Cardinal, Javier Sánchez.

La solidaria mujer del comandante que utiliza recursos públicos en actividades de fundación privada, aparte de dedicarse a sus gestiones sociales en horas de trabajo, registra un histórico planillerismo como funcionaria pública.

Por ejemplo, Duarte se fue a vivir con su marido dos años en el Brasil, cuando este fue designado agregado militar del vecino país del 2008 al 2010. La mujer confirmó que estuvo ese lapso fuera. En el Ministerio de Educación y Cultura cobró hasta setiembre del 2008, como docente y en el Ministerio de Defensa Nacional, como funcionaria administrativa, hasta la fecha, sin haber registrado nunca ni un guaraní de descuento. Su sueldo actual es de G. 3.500.000, monto que percibe mientras hace “voluntariado”.

DESCARTAN REELECCIÓN DE CARTES

Desde la Presidencia ratificaron que el presidente Cartes no está interesado en la reelección presidencial, y que su mayor interés se centra en hacer el mejor mandato posible.

En ese contexto prevén negociaciones con sectores de oposición del Senado (donde actualmente prevalece la oposición), específica con los senadores Desiré Masi (PDP), Carlos Amarilla (Independiente) y los colorados disidentes.

Además los colabores cercanos del presidente creen que la figura política de Mario Abdo Benítez, colorado disidente, se irá “desinflando” paulatinamente por su alejamiento de la Presidencia del Congreso de la Nación. Además estiman que otro de los colorados disidentes, Julio Velázquez, volverá al oficialismo.

 Fuente: Diario ABC Color Digital.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *